Liderazgo con visión en el Futuro.

Dentro del área cultural, física y artística Instituto Merlos promueve la Danza Contemporánea,  el Teatro y Música con instrumento VIOLIN  como materias curriculares  buscando estimular y favorecer al alumno en …

Danza

DANZA:

  1. AUTOCONCIENCIA: para bailar se está  consciente  en los movimientos,  en los pasos, el alumno se analiza y concentra para la imitación al profesor y esto da como  resultado control del cuerpo y conciencia global en los movimientos.
  2. AUTOCONOCIMIENTO: la danza, nos permite conocer hasta dónde se puede llegar en el momento presente. La danza  pone ante el alumno potencialidades y limitaciones. Se entrena la paciencia, y se maneja la proyección de espejo  y soporte, cada día se favorece el saber  de ellos mismos.
  3. AUTOACEPTACIÓN: el alumno se expresa corporalmente, entrena su cuerpo y con el autoconocimiento favorece  la aceptación.
  4. AUTOVOLUNTAD (VOLUNTAD DE CAMBIO): Llegar a percibir cambios reales, llegar a dominar una técnica de baile o  su ritmo  requiere mucha voluntad. Los que son disciplinados, sin importar las dotes naturales,  pueden asomarse al triunfo.
  5. AUTOCONFIANZA: Día a día aprenden movimientos,  paso a paso, poco a poco y confiando en su capacidad para hacer-crecer, aprender a bailar -lo que sea- se hace posible.
  6. AUTOLIDERAZGO: el alumno se convierte en el capitán del barco con decisiones inmediatas para cambiar de pasos y ritmos. Desarrolla  una meta clara, se arriesga, se atreve  y avanza.

Teatro

TEATRO:

Favorece una positiva formación humanista, convirtiéndose en un poderoso instrumento.

Conecta al niño/adolescente con el mundo del arte, le abre las puertas de la sensibilidad estética, de la reflexión, la capacidad de emocionarse, de comprender diferentes visiones de la vida, a la par que los divierte.

Los involucra con otras expresiones del arte como la literatura, la música, la danza, el canto, etc. La incentiva a recuperar el amor por la lectura, por ende adquieren más palabras para expresarse, explicar lo que desean, lo que les angustia, necesitan, quieren o defienden.

Los acerca a obras de grandes autores, genera y estimula su fantasía, incorporan valores morales, conocen otros mundos, son capaces de pensar por sí mismos, y de encontrar nuevas alternativas a sus problemas siempre con una mirada ética.

En Instituto Merlos buscamos con la Materia de Teatro  favorecer al alumno en ser mejores personas y ciudadanos pensantes y cultos, que ennoblecen nuestras naciones.

Música

MÚSICA: La música parte de unidades simbólicas que, con otras manifestaciones, se presentan en otros campos del saber, se dice que entrenar para la música, es entrenar para las matemáticas.

La música es un medio de expresión y a través de la artes se expresan emociones, sentimientos, percepciones que difícilmente se pueden expresar mediante la verbalización oral. La expresión es fundamental para el aprendizaje y el desarrollo personal.

Estudios recientes nos hablan de la incidencia que tiene tocar un instrumento musical en los cambios de la anatomía cerebral. El cerebro de los niños  desde  los  seis años tiene una gran plasticidad y las experiencias y el aprendizaje precoz activa  las conexiones neurológicas es decir  Estimula su desarrollo neurológico.

INSTRUMENTO VIOLIN: 

  • Desarrollar los procesos mentales, formando a todos nuestros alumnos en la sensibilidad para captar, producir y entender la música,  cada uno a su ritmo y a su nivel, sabiendo que las habilidades que se requieren tocando un instrumento desarrollarán procesos cognitivos.

A través de tocar el violín desarrollaremos la psicomotricidad (gruesa y fina), la coordinación visomotora, el sentido del ritmo y la orientación aumentarán  las aptitudes de razonamiento espacio-temporal, es decir, la capacidad de percepción y organización en el tiempo y en el espacio.

  • Cuando desarrollamos capacidades, estas se manifiestan en todas las situaciones de la vida.
  • Tocar el violín permite aprender a pensar en tonos, timbres y tiempos sin la ayuda de palabras y oraciones.
  • Desarrolla la flexibilidad mental,  favorece el desarrollo del intelecto y el pensamiento abstracto.

Es otra forma de aprender para mejorar la memoria, la atención, la inteligencia espacial y las relaciones temporales.

  • El progreso de actitudes individuales y grupales. El violín es un instrumento que armoniza la producción individual y de conjunto.  Tocar un instrumento convierte a quien lo hace en una persona metódica que cuida los detalles (de lo contrario no suena bien), planifica bien las tareas, ejercita la atención, aporta seguridad y confianza, ayuda a resolver miedos y enseña a asumir riesgos, aporta seguridad y autoconfianza y, como consecuencia, favorece una buena autoestima. 
  • Si se forma parte de la Estudiantina  o Coro, la práctica mejora el trabajo en equipo (lograr un objetivo único) y la disciplina,  con el tiempo se convertirá en autodisciplina (para que una orquesta suene bien el conjunto debe trabajar en armonía).

Favorece el compromiso por aprender, pertenecer a un conjunto se convierte en un reto. Todas estas habilidades y capacidades se aprenden de manera natural y  repercuten positivamente en el desarrollo de la capacidad de aprender de todos los estudiantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros principios

Nuestra oferta no es sólo educativa, los niños pueden quedarse en la escuela después de clases y tomar alguna de las más de 10 actividades extra curriculares, que van desde deportes, arte, instrumentos musicales, apoyo en tareas y comedor.

— Instituto Merlos
Acceso a Comunidad:
Correo

Contacto

Dirección:

Privada de la Manzana nº 491

Col. Valle del Sur, C.P. 09819

Iztapalapa, CDMX

Tels:

5670-76-23

5582-66-75

55-6864-48-62